Sábado, 30 de Mayo del 2020

Noticias

Misterios: La leyenda de la cripta del pirata

Esta leyenda narra la historia de un hombre muy malo, un despiadado y temible pirata que se dedicó la mayor parte de su vida a surcar el Océano Pacífico, muy en especialmente las costas de Nayarit, Colima y Jalisco, robando barcos y asesinando a la tripulación completa si era necesario, para adueñarse de grandes botines que comprendían oro, telas y joyas finas principalmente.

El “botín” siempre era enterrado en un lugar que solamente él conocía.

Luego de muchos años de navegar y cometer miles de crímenes, al ver que su fortuna ya era bastante, decidió retirarse y pasar los últimos años de su vida en la ciudad de Guadalajara.

Ya entrado en años, un día enfermó y mandó llamar a su único hijo para confesarle sus fechorías y revelarle el lugar donde por tantos años había escondido su basto tesoro.

Grande fue su decepción al ver que su hijo no compartía su mentalidad, pues era un muchacho bondadoso que amaba a su prójimo y era muy generoso.

El enfado del pirata fue tanto que prefirió no revelar la ubicación del tesoro a su hijo y agregó que solamente el hombre que se atreviera a visitar su tumba a medianoche y rezar un rosario completo, sería el afortunado en recibir toda su riqueza.

Dicha tumba se encuentra en el Panteón de Belén y el fantasma del pirata sigue esperando al valiente que decida ir a rezar por la salvación de su alma, para en ese momento aparecer y revelar con exactitud donde enterró el tesoro.

¿Te atreves a ir al Panteón de Belén?

AMH