Martes, 27 de Septiembre del 2022

Videos

Misterios: Reliquias de la pasión de Cristo

Como cada año en estas fechas, la iglesia católica conmemora la vida, pasión y muerte de Jesucristo, el hijo de Dios.

Para muchos, el hombre más extraordinario que ha pisado la tierra, para otros es Dios mismo convertido en hombre; lo cierto es que su mensaje de paz, amor y hermandad ha logrado trascender por más de dos mil años, extendiéndose a lo largo y ancho de todo el mundo, haciendo de la religión católica una de las más seguidas.

Los textos bíblicos narran a historia de Jesús de Nazaret, un hombre extraordinario que junto a sus 12 apóstoles recorría las comunidades dando a conocer su mensaje, tenía el don de hacer milagros, de curar enfermos, de perdonar pecados y de resucitar a los muertos.

A pesar de ello y de lo que se narra en los evangelios, muchas personas dudan de la autenticidad de los actos del Nazareno, lo cierto es que con el tiempo se han ido recopilando una serie de objetos o reliquias que para muchos son la prueba fehaciente de que Jesús realmente estuvo en la tierra y de que en verdad era el hijo De Dios.

Entre ellas destacan “La Sábana Santa“ Este es el manto de lino en el que fue envuelto el cuerpo de Cristo, luego de la cruxifixión, para ser llevado hasta el sepulcro. En él quedo grabada la imagen del cuerpo masacrado del Nazareno luego de la resurrección. Por siglos esta reliquia ha sido objeto de estudio por la ciencia, se ha digitalizado su imagen, se han tomado pruebas de polen y de carbono 14, para tratar de comprobar la veracidad de este hecho. Actualmente, se encuentra en Italia, en la Catedral de Turín.

“El velo de la Verónica“ Este es un velo o un pañuelo con el cual, una mujer limpió el rostro ensangrentado de Jesús, durante el camino a la crucifixión. Al instante el rostro del Nazareno quedó grabado sobre la tela. Actualmente dicha prenda se encuentra resguardada en la Basílica De San Pedro, en la ciudad de Roma, Italia.

“La Corona de Espinas“ Es aquella que los soldados romanos pusieron en la cabeza de Cristo a manera de burla, ya que era llamado “el Rey de los judios“dicha reliquia fue localizada en el siglo Xl en Constantinopla, se cree que fue encontrada por Santa Elena en un viaje que realizo a Tierra Santa. En la actualidad la corona se encuentra resguardada en la Catedral de Notradame, ya no tiene espinas pues la mayoría fueron repartidas a iglesias de diferentes partes del mundo para su veneración.

“El Santo Cáliz“ Aquel que Cristo utilizó en la última cena para instituir la comunión, se encuentra resguardada en la Catedral de Valencia, España. Es una copa de Calcedonia de aproximadamente 7 centímetros de altura por 9 de diámetro, se piensa que esta reliquía estuvo en manos de San Pedro y fue pasando de mano en mano hasta que llegó al Monasterio De la Peña, en España.

“La Santa Cruz“ Esta reliquia fue rescatada por Santa Elena, en el año 326 en Jerusalén. Se dice que fue encontrada en el monte Gólgota, lugar de la crucifixión. Bajo un templo dedicado a la diosa Venus y que fue demolido a petición de la misma Santa Elena. Cuenta la leyenda que en el sitio había tres cruces, una era la de Jesús y las otras dos las de Dimas y Gestas, los ladrones que murieron a su lado.

Para saber cuál era la de Cristo, Santa Elena mandó traer a un moribundo y lo hizo tocar las tres cruces y cuando tocó la primera empeoro, era la de Gestas. Con la segunda volvió a su estado normal de enfermedad, era la de Dimas y al final, al tocar la cruz de Jesús, milagrosamente sanó.

En la actualidad, restos de la cruz se encuentran dispersos en inglesias de todo el mundo.

¿Y tú que opinas? Comenta y comparte con nosotros.

Con la colaboración de Abraham Mendoza, para Misterios de Guardia Nocturna, Juan Karlo Magno


Te puede interesar: Una mujer acudió a una refaccionaria solicitando auxilio; le habían disparado